QUIENES PUEDEN RECLAMAR:

Quienes suscribieron una hipoteca antes de junio de 2019, antes de que entrara en vigor la Ley hipotecaria de 2019, y pagaron los gastos de gestoría, notaría, registro y tasación, pueden reclamar esos costos. A partir de esa fecha, en las nuevas hipotecas, los bancos deben cubrir esos gastos.

PRESCRIPCIÓN:

Conforme a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, se establece que el consumidor debe estar debidamente informado sobre sus derechos antes de que comience a correr el plazo de prescripción, asegurándose de que tenga tiempo adecuado para tomar acciones legales. En otras palabras, el periodo de tiempo para impugnar una cláusula abusiva solo comienza cuando el consumidor toma conocimiento efectivo de dicha cláusula. Este principio garantiza que los consumidores no se vean limitados en su capacidad para ejercer sus derechos debido a la falta de información o a la imposibilidad de acceder a recursos legales de manera oportuna.

PASOS PARA RECLAMAR:

El primer paso consiste en recopilar las facturas relacionadas con los gastos que se desean reclamar, como los de gestoría, registro de propiedad y notaría. Luego, se debe presentar una reclamación previa a la vía judicial ante el banco que concedió el préstamo hipotecario.

La entidad financiera tiene un mes máximo para responder a la reclamación. Si no se recibe ninguna respuesta o si la respuesta no es satisfactoria para el cliente, se puede iniciar un proceso judicial, donde un juez determinará si las cláusulas son abusivas. En caso afirmativo, se declararán nulas y el cliente recuperará los pagos indebidos realizados al banco. Normalmente, el banco suele aceptar la reclamación previa debido a la amplia jurisprudencia a favor de los consumidores. 

GASTOS RECLAMABLES

  • Se pueden reclamar los gastos de notaría de la hipoteca, pero solo el 50% de los honorarios.
  • Los gastos del registro de la hipoteca pueden ser reclamados en su totalidad.
  • Los honorarios de gestoría de la hipoteca son completamente reclamables.
  • El importe de la tasación de la hipoteca también puede ser reclamado en su totalidad.
  • Se pueden reclamar los gastos de apertura de la hipoteca si los hubo.
  • El Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) de la hipoteca.
  • En el caso de la novación de hipoteca, solo los gastos considerados abusivos pueden ser reclamados.
  • Los gastos del seguro de vida asociado a la hipoteca pueden ser reclamados si fueron impuestos por el banco y son considerados abusivos.